De raíces europeas, árabes, y brasileñas, Marian Saud lleva en su origen una exótica mezcla que fusiona estas 3 culturas, lo que se ve plasmado en su producto.

Marian Saud abre su primera tienda, Naima, en 2011. Al año siguiente, crea la marca que lleva su nombre con una línea pret a porter, para luego en 2014 dedicarse a la alta costura y novias.

En 2020 se traslada a São Pablo y lanza una colección de alta costura de lujo, KEFI, basada en prendas únicas, elaboradas con detalles en pedrería, bordados y sedas naturales.  

La pasión por su trabajo lleva a Marian a desarrollar una marca que se posiciona con prendas cuidadosamente confeccionadas, cuyos diseños transmiten sensualidad y belleza para una mujer sofisticada y elegante, femenina e intensa.